jueves, 6 de enero de 2011

Dejarlo todo en las manos de Dios



Para los que hicieron planes de año nuevo en 2010 y llego el 2011 y no los cumplieron.

Proverbios 20:24
•MI CAMINO Y EL DE DIOS.
•MIS PLANES Y LOS DE DIOS
•MI VISIÓN Y LA VISIÓN DE DIOS.
El camino del ser humano siempre va al contrario de lo que Dios quiere para nuestra vida. La sociedad nos invita a buscar nuestra dependencia. Vivir una vida “a todo lo que da”. Satisfacer cada necesidad sin estar consientes de las consecuencias. Nos lleva a una toma de desciciones sin colsultar a Dios solo confiando en corazonadas y experiementando (muestra y error). Hacer lo que yo quiero, cuando yo quiero, con quien yo quiero, a la hora que yo quiero, de la forma que yo quiero. Por eso la sociedad va en decadencia.

Dios nos invita a depender de ÉL. En cada decisión, en cada palabra, cada movimiento, debe de estar respaldado por la aprobación de Dios a través de su Espíritu Santo. (Salmo 37:23). todo absolutamente todo debemos de dejarlo en manos de Dios para que el valore las desciciones que tomamos son correctas o nos estan haciendo daño. desde un plan de estudio, un proyecto nuevo, el inico de una dieta, un plan de ejercicio, leer la biblia a determinado plazo, frecuentar mas la oración, etc. todo lo que tiene que ver con nuestra vida y las desciciones que tomamos debemos de dejar que Dios endereze y apruebe por medio de su Espíritu Santo.

El Señor conoce lo que es mejor para nosotros, porque el nos creo y formo en el vientre de nuestra madre, y antes de eso ya estabamos concebidos en los pensamientos y planes de Dios. Él nos conce de pies a cabeza. sabe cuales son nuestras debilidades, fortalezas, sueños, obcesiones, adicciones, patologías, etc. "Él sabe mas de nosotros que nosotros de nosotros mismos". un complicado pero atinado juego de palabras.

La sociedad nos impulsa a ir a tientas.Siempre en la incertidumbre de lo que pasara ya que nos nos conoce del todo. ni siquiera una pizca de nosotros. asi que simplemente nos arroja a a un final no muy alentador.

¿Cómo pues entenderá su camino? Si no conocemos a Dios y no ponemos nuestra vida en sus manos nuestros pasos serán inciertos. y no tendremos la oportunidad de conocer cosas mejores para nosotros. al poner todos nuestros sueños,planes y deseos en las manos de Dios. muchos de ellos se harán pedacitos y serán tirados a la basura. y no porque Dios sea malo sino porque en lugar de esos sueños desechados Dios pondrá unos aún mejores y con Mayor fruto de acuerdo a su tiempo.

Cristo es el único que puede ordenar nuestros pasos . Cuando lo recibimos realmente como nuestro Señor y Salvador el ordena nuestros pasos. por eso cuando nosotros lo recibimos en nuestro corazón declaramos que estamos bajo su soberanía y dispuestos a mantenernos en obediencia. aveces nos es muy sencillo cantar estribillos que declaran que Cristo es nuestro Señor como "Principe de Paz", "Jesús es el Señor", "El es Señor es mi Rey," pero al momento de poner a prueba todo lo que cantamos terminan en solo palabras y nada mas, porque realmente no estamos bajo la soberanía de Dios. y si no estamos bajo obediencia a Cristo, entonces estamos obedeciendo a Satanas en todas sus formas. tenemos que estar concientes que el diablo se presenta de forma atractiva siempre aparentando bondad, exito, dinero, salud, felicidad. pero ese solo es el cebo que nos lleva a la boca del infierno. Solo Cristo es el único camino al Padre, a la vida eterna, al goz real.
Si estamos solos estamos propensos a caer de muchas maneras. al igual que las hojas son movidas a expensas del viento.El camino que nosotros trazamos nos lleva a lugares torcidos. Que Dios solo puede enderezar. (Proverbios 16:9)

Reconozcamos que Dios es el único que puede hacer de nuestra vida una vida plena, entreguémosle en sus manos todo lo que somos, pensamos, hacemos, planeamos y soñamos. (Jeremías 10:23). así se van a dar cuenta que todo plan de año nuevo lo podrán cumplir no de acuerdo a los parametros que lel mundo traza, sino de acuerdo al corazón de Dios.

Dios te bendice
y paz a voz

Escrito por: Absalón Pérez Bueno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada